Metges de Catalunya ve con buenos ojos hacer público el HGC pero reclama una planificación territorial "cuidadosa"

Metges de Catalunya (MC) avala la propuesta llanzada por el conseller de Salut, Antoni Comín, de comprar el Hospital General de Catalunya (HGC) –centro privado con ánimo de lucro con el cual el Servei Català de la Salut (CatSalut) mantiene un contrato de actividad que finaliza el próximo 31 de diciembre– para convertirlo en un equipamiento sanitario público, aunque reclama una “planificación cuidadosa” con todos los actores implicados del territorio y garantías de estabilidad laboral y profesional para la plantilla médica.

El sindicato considera que con esta operación se daría respuesta a una demanda histórica de la comarca del Vallès Occidental, con una población de más de 900.000 habitantes, de disponer de un hospital público de referencia y, a la vez, el Govern se ahorraría la construcción de los dos nuevos hospitales previstos para aquella zona, uno en Rubí y el otro en Cerdanyola.

No obstante, el secretario general de MC, Josep Maria Puig, señala que se trata de un asunto “complejo” que requiere un análisis profundo y una negociación pausada con el propietario del HGC –actualmente Quirónsalud, si bien la multinacional alemana Fresenius se hará cargo del centro en los próximos meses– los trebajadores, los pacientes y los hospitales del entorno, la mayoría de los cuales son concertados.

En este sentido, Puig advierte que este proceso de publificación también podría tener consecuencias sobre la actividad sanitaria de Mútua de Terrassa, Hospital de Terrassa y Hospital de Sabadell, ya que el CatSalut podría reducir la actividad que tiene concertada con estos centros para traspasarla al nuevo HGC de titularidad pública, con el consiguiente efecto sobre las plantillas.

Con todo, el dirigente de MC se muestra de acuerdo con la “idea política” del conseller Comín de recuperar la actividad pública que realizan los centros de titularidad privada con ánimo de lucro, como sucedió este verano con la Clínica del Vallès, a quien el CatSalut no renovó el contrato-programa y derivó la asistencia sanitaria pública que hacía a los hospitales de Sabadell y Terrassa.

“La actividad pública y concertada no debe mezclarse con la actividad privada con ánimo de lucro, porque siempre habrá un conflicto de intereses. Pueden coexistir, pero no convivir en un mismo centro”, concluye.

Por otro lado, y ante la polvareda de declaraciones y contradeclaraciones que ha levantado el anuncio de compra del HGC, Puig reclama a Comín que clarifique y concrete la propuesta para “desactivar el clima de incertidumbre y angustia que ha provocado la noticia en los trabajadores del centro”.

Documents

Contacto de prensa

premsa@metgesdecatalunya.cat
Teléfono: 93 265 11 77 ext. 5
Fax: 93 265 39 71

Secretaria de Comunicación: Elisa de Frutos

Equipo de comunicación: Hèctor Calvet, Albert Torres y Eva Martínez